Alix Cuy es Química de la Universidad  Industrial de Santander- UIS, Especialista en Análisis Químico Instrumental de la Universidad Javeriana y desde el año 2002 trabaja en laboratorios de análisis petroquímico, ambiental y agropecuario.

Alix, ¿Por qué es importante que los agricultores trabajen con análisis de laboratorio en sus cultivos?

El análisis químico del suelo es una importante herramienta de apoyo para el agricultor porque le brinda información exacta acerca del contenido de nutrientes disponibles para el óptimo desarrollo de su cultivo, así puede realizar un plan de fertilización acorde con las necesidades de su cultivo y las condiciones fisicoquímicas encontradas en el suelo. Lo anterior le permite al agricultor obtener altos rendimientos y productos de excelente calidad gracias al equilibrio entre nutrientes y puede optimizar los costos de producción gracias al uso de fertilizantes en la cantidad exacta y en el momento oportuno.

¿Cada cuanto es recomendable que realicen sus análisis de suelo, tejido vegetal y agua para riego?

Es importante recordar que cuando cosechamos un cultivo estamos removiendo nutrientes del lote y esta remoción de nutrientes por los cultivos reduce la disponibilidad de los mismos en los suelos, por tanto, el análisis de suelo se recomienda realizar cuando termina cada ciclo productivo o se hace rotación de cultivos.

El análisis foliar es complementario al análisis de suelo y se recomienda realizar para confirmar el origen de síntomas visibles de deficiencias o detectar problemas nutricionales que aún no son visibles, así como para evaluar la asimilación por parte de la planta de los nutrientes aplicados en el suelo.

El análisis de agua para riego se debe realizar siempre antes de empezar a usarla para riego o para preparación de soluciones nutricionales porque es necesario conocer exactamente qué elementos aporta al suelo y sus concentraciones, con el fin de determinar posibles interferencias o efectos negativos entre el agua, los fertilizantes y el suelo.

¿Qué cuidados deben tener al tomar las muestras?

La toma de muestras constituye un factor crítico en el momento de interpretar los resultados obtenidos debido a que la cantidad de muestra a analizar será representativa de toda el área cultivada, por esta razón, parámetros como el número de submuestras tomadas, profundidad de toma de las muestras, desinfección de las herramientas utilizadas, higiene de la persona que toma la muestra, homogenización de las submuestras previo al envío al laboratorio e inocuidad de la bolsa de almacenamiento, son determinantes de la confiabilidad de los resultados obtenidos en el laboratorio.

Respecto a la inversión ¿Es muy costoso? ¿Cuál es el beneficio o ahorro?

El objetivo de los agricultores es en general obtener altos rendimientos y mejor calidad al menor costo de producción posible; para lograrlo, los agricultores deberán tratar de bajar los costos fijos y variables. Dentro de las actividades agrícolas los costos fijos son poco flexibles de reducir y se hace indispensable reducir los costos variables como el uso de fertilizantes, ya que, el uso apropiado de fertilizantes puede resultar en incrementos de rendimiento disminuyendo el costo total de producción por tonelada.

El análisis de suelos es una práctica de manejo y de inversión de bajo costo con base en la cual se toman decisiones de alto costo. Un análisis de suelo oscila entre $90.000 y $130.000 y permite conocer los requerimientos reales de nutrientes, es decir, permite identificar cuales  fertilizantes debe aplicar y en qué cantidades exactas, lo que se traduce en la optimización de la inversión de millones de pesos por hectárea para obtener altos rendimientos.

Vale la pena tener presente que en muchas oportunidades el logro de altos rendimientos compensa las caídas de precios y permite mantener niveles de rentabilidad aceptables para el agricultor.

Tu trabajas en Agroambiental-LAB, ¿Puedes hablarnos de cómo usan los resultados los agricultores de la zona, qué comentarios hacen ?

Agraombiental-Lab realiza un acompañamiento permanente al agricultor desde la toma de la muestra hasta la correcta interpretación de los resultados para que el agricultor pueda elaborar un plan de fertilización óptimo para su cultivo específico; los resultados han sido contundentes: existe una elevada coherencia entre los resultados del laboratorio y la  respuesta del cultivo al plan de fertilización asociado; se han alcanzado rendimientos muy superiores a los que estaba acostumbrado el agricultor, manteniendo una calidad óptima del producto pero realizando una menor inversión en fertilizantes, aplicándolos en el momento oportuno y en muchos casos con un menor impacto ambiental.

¿Añadirías algo más?

Quisiera hacer extensiva la invitación a todos los productores agrícolas, a realizar análisis de suelo antes de establecer sus cultivos para aumentar la probabilidad de éxito en términos de productividad y calidad y continuar monitoreando la fertilidad del suelo y la asimilación de nutrientes durante el ciclo de vida del cultivo por medio de análisis de suelo y foliares.  Es muy importante que el agricultor vea el análisis de suelo como una inversión y no como un gasto más asociado al proceso productivo.

alix.cuy@agroambiental-lab.com